Enfermedades condiciones de perros

Estructura y función del cerebro y la médula espinal en perros

Estructura y función del cerebro y la médula espinal en perros

A continuación encontrará información sobre la estructura y la función del cerebro y la médula espinal canina. Le informaremos sobre la estructura general, cómo funciona el cerebro y la médula espinal, las enfermedades comunes y las pruebas de diagnóstico comunes realizadas para evaluar el cerebro y la médula espinal en los perros.

¿Qué son el cerebro y la médula espinal?

El cerebro y la médula espinal comprenden el sistema nervioso central en un perro y otras mascotas. El cerebro es el centro para interpretar e integrar información de todo el cuerpo. La médula espinal actúa como un sistema de conducción para transmitir información del cerebro a varias áreas del cuerpo.

¿Dónde se encuentran el cerebro y la médula espinal en los perros?

El cerebro está ubicado dentro del cráneo óseo o el cráneo. La médula espinal se encuentra dentro del canal espinal que atraviesa la columna vertebral (cuello y hueso de la espalda) y se extiende desde la base del cráneo hasta la mitad de la cola.

¿Cuál es la estructura general del cerebro y la médula espinal?

El cerebro es una masa de tejido nervioso suave de color gris rosado dividido en tres compartimentos principales: el tronco encefálico, el cerebro y el cerebelo.

  • Tallo cerebral El tronco encefálico se encuentra en la base del cerebro y está conectado a la médula espinal y al cerebelo. Casi todos los nervios craneales (nervios que controlan diversas funciones en la cabeza) surgen del tronco encefálico.
  • Cerebro. El cerebro, que forma la mayor parte del cerebro, puede dividirse en dos partes principales: los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo. Los hemisferios están divididos por una hendidura estrecha o hendidura llamada fisura longitudinal cerebral. Los dos lados del cerebro están conectados en la parte inferior por el cuerpo calloso, que envía mensajes de un lado a otro.
  • Cerebelo. El cerebelo se encuentra en la parte posterior del cerebro y está unido al tronco encefálico y al cerebro. El cerebelo funciona principalmente para coordinar el movimiento y la postura.

    La médula espinal es una estructura alargada, más o menos cilíndrica, que se compone del paquete principal de tractos nerviosos que transportan los impulsos nerviosos hacia y desde el cerebro al resto del cuerpo. La médula espinal está conectada a todas las áreas del cuerpo por los nervios que salen y entran en la columna vertebral a través de los espacios entre las vértebras óseas.

    Tanto el cerebro como la médula espinal están encerrados dentro de las meninges, que consisten en tres membranas resistentes llamadas duramadre, aracnoides y piamadre. El líquido cefalorraquídeo (LCR) se produce dentro del cerebro en canales huecos llamados ventrículos. Este líquido rodea el cerebro y la médula espinal para protegerlos de lesiones. Tanto el cerebro como el tejido espinal pueden subdividirse en materia gris y materia blanca.

  • ¿Cuáles son las funciones del cerebro y la médula espinal para los perros?

    El cerebro gobierna varios comportamientos a través del aprendizaje, la motivación y la percepción. Produce impulsos nerviosos para mover los músculos, enviar señales a los órganos y controlar numerosas funciones corporales automáticas. El cerebro también recibe y registra impulsos sensoriales, como la vista, el sonido, el gusto, el tacto, el olfato y el dolor.

    La médula espinal actúa para coordinar el movimiento y la actividad muscular. También gobierna los reflejos automáticos y voluntarios, como parpadear, rascarse, mover las orejas y mover la cola.

    ¿Cuáles son las enfermedades comunes del cerebro de un perro?

    Los trastornos cerebrales pueden subdividirse en anomalías congénitas, infecciones, inflamaciones, enfermedades degenerativas, trastornos metabólicos, afecciones vasculares, tumores, lesiones traumáticas, trastornos nutricionales, afecciones tóxicas y enfermedades de causa desconocida. A continuación se enumeran algunos ejemplos de enfermedades cerebrales que ocurren en perros:

  • La hidrocefalia es la acumulación de líquido cefalorraquídeo dentro del sistema ventricular del cerebro. Como resultado, los ventrículos se agrandan y la materia cerebral se contrae por la presión del líquido. Puede ser primario y congénito, como resultado del aumento de la producción de LCR o la falla de absorción. La hidrocefalia también puede desarrollarse secundaria a la obstrucción de los ventrículos. Los casos congénitos ocurren más comúnmente en razas de perros de juguete y braquicefálicas, como el pug, Chihuahua, caniche de juguete, Lhasa apso, etc.
  • La enfermedad vestibular periférica es una afección que afecta tanto al cerebro como a los nervios que controlan el equilibrio. Los perros con enfermedad vestibular tienen dificultades con el equilibrio y la orientación. Los signos incluyen inclinación de la cabeza, caídas y caídas. La enfermedad vestibular idiopática canina (también llamada "enfermedad vestibular del perro viejo") es una forma común de la enfermedad.
  • La encefalitis infecciosa es la inflamación del tejido cerebral causada por organismos infecciosos. En perros puede ser causada por enfermedades virales (moquillo canino, hepatitis canina infecciosa, rabia), infestaciones parasitarias, infecciones por protozoos (toxoplasmosis, neosporosis, encefalitozoonosis), numerosas bacterias, organismos rickettsiales (ehrlichiosis, fiebre manchada de las Montañas Rocosas, envenenamiento por salmón), e infecciones fúngicas (blastomicosis, criptococosis, coccidioidomicosis).
  • Las convulsiones son actividades cerebrales anormales que pueden provocar convulsiones que se manifiestan como comportamientos extraños, temblores, contracciones musculares, salivación y defecación. Hay muchas causas de convulsiones, como la epilepsia, que es una afección caracterizada por convulsiones recurrentes. La epilepsia se encuentra en muchos perros de raza pura y de raza mixta. El tervuren belga figura entre las razas para las que se ha demostrado o sospechado un factor genético. Otras razas con mayor prevalencia de epilepsia incluyen el beagle, el perro salchicha, el perro pastor alemán, los boxeadores, el collie y el labrador retriever.
  • La narcolepsia es un trastorno neurológico que induce somnolencia extrema durante el día. Puede estar acompañado de cataplejía, que se caracteriza por episodios repentinos de debilidad muscular. Los perros son uno de los pocos animales que sufren de narcolepsia.
  • Los tumores cerebrales pueden ser primarios y surgir de los tejidos cerebrales, o pueden ser secundarios y desarrollarse a partir de tejidos circundantes o distantes. Muchos tumores diferentes pueden metastatizar al cerebro.
  • El traumatismo craneoencefálico es una lesión bastante común en perros que son atropellados por automóviles o reciben lesiones contundentes o penetrantes en la cabeza. Los signos clínicos pueden variar ampliamente según el tipo de lesión, pero pueden incluir estupor, pérdida de conciencia, anomalías en el tamaño de la pupila y la función de otros nervios craneales, convulsiones, debilidad, incapacidad para caminar e inclinación de la cabeza.
  • ¿Cuáles son las enfermedades comunes de la médula espinal del perro?

    Los trastornos de la médula espinal generalmente causan disfunción de una o más extremidades y / o la cola. Los trastornos de la médula espinal pueden ocurrir solos o en combinación con trastornos del cerebro. Al igual que los trastornos cerebrales, las enfermedades de la médula espinal pueden subdividirse en anormalidades congénitas, infecciones, inflamaciones, enfermedades degenerativas, afecciones vasculares, tumores, lesiones traumáticas, trastornos nutricionales, afecciones tóxicas y enfermedades de causa desconocida. A continuación se enumeran algunos ejemplos de enfermedades de la médula espinal que ocurren en perros:

  • La espina bífida es una rara anomalía del desarrollo caracterizada por el cierre defectuoso de las dos mitades de la vértebra (columna vertebral) a través de las cuales puede sobresalir o no la médula espinal. Suele provocar disfunción de la cola y el ano, incontinencia y, en ocasiones, debilidad de la extremidad pélvica. Se ve con mayor frecuencia en razas de "cola de tornillo" como el bulldog inglés, pero también se ha informado en crestas de Rhodesia.
  • La meningitis infecciosa es la inflamación de las meninges del cerebro o la médula espinal, que surge de algún tipo de infección. Las causas más comunes de meningitis en perros son infecciones bacterianas, infección por el virus del moquillo canino, virus de la hepatitis infecciosa canina y toxoplasmosis.
  • Los tumores espinales pueden ocurrir en las vértebras, las meninges, las raíces nerviosas y / o la propia médula espinal. Los tumores que surgen de las células dentro o que cubren la médula espinal se denominan tumores primarios. Los tumores que surgen de los tejidos cercanos que invaden o inciden sobre la médula espinal se denominan tumores secundarios.
  • La mielopatía degenerativa es una enfermedad lentamente progresiva caracterizada por la pérdida de coordinación muscular, debilidad y adelgazamiento de los músculos, y eventual parálisis de las extremidades posteriores. Es común en los perros pastores alemanes.
  • La enfermedad del disco intervertebral surge con cambios degenerativos que resultan en la protrusión de los discos de la columna vertebral. A medida que los discos ejercen presión sobre la médula espinal, se pueden ver ciertos signos clínicos. Estos incluyen dolor, debilidad muscular, parálisis parcial o completa y otros déficits neurológicos.
  • ¿Qué tipos de pruebas de diagnóstico se utilizan para evaluar el cerebro y la médula espinal?

  • Un examen neurológico completo que incluye la prueba de varios reflejos proporciona información valiosa sobre la función del cerebro y la médula espinal.
  • El análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR) es el examen microscópico del LCR recuperado mediante una punción lumbar. El análisis a menudo proporciona información valiosa sobre la presencia de infección, inflamación y otras anormalidades.
  • Las radiografías proporcionan información sobre el cráneo óseo alrededor del cerebro y las vértebras que rodean la médula espinal. El cerebro y la médula espinal no se muestran bien en las radiografías, pero un procedimiento especial llamado mielograma puede ayudar a resaltar varias áreas de la columna vertebral.
  • La tomografía computarizada (tomografía computarizada o tomografía computarizada) es una técnica especial de rayos X que proporciona imágenes en serie del cerebro y la médula espinal utilizando un procesamiento informático mejorado.
  • La resonancia magnética (MRI) utiliza las propiedades de ciertos tejidos sometidos a campos magnéticos extremadamente potentes para generar imágenes detalladas de los órganos del cuerpo. La resonancia magnética es una herramienta muy útil para evaluar tanto el cerebro como la médula espinal.
  • Varias pruebas electrodiagnósticas están disponibles para evaluar las diferentes funciones del cerebro y la médula espinal. Dichas pruebas incluyen la respuesta evocada auditiva del tronco encefálico (BAER), que se utiliza para detectar sordera; el electroencefalograma (EEG), que puede detectar anormalidades en la actividad cerebral durante un trastorno convulsivo; y velocidad de conducción nerviosa (NCV), que evalúa la función de los nervios periféricos.